De Buena Mañana: Análisis de Mercado 22-10-2019

Los mercados buscan motivos para relanzar su actividad, un poco apática durante esta semana. Sin perder de vista las  prolongadas negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, los inversores  se centran en la agenda macro que servirá de referencia para tomar el pulso a la evolución de la economía. Indicadores adelantados que los analistas esperan que reflejen que la desaceleración de las economías está tocando freno. Una señal es la corroboración de que la economía alemana del tercer trimestre ha evitado la recesión técnica. Sin embargo, los indicadores PMI de noviembre indícan un crecimiento más lento en la zona euro debido al debilitamiento del sector servicios. De hecho, el PMI del sector servicios retrocede desde los 52,2 de octubre a los 51,5, nivel mínimos de diez meses. Los analistas esperaban un dato de 52,4 enteros. El PMI del sector manufacturero recupera algo de terreno desde los 45,9 del mes anterior a los 46,6 puntos, máximos de tres meses. Los expertos habían previsto un avance hasta los 46,4.  Estos indicadores muestran un crecimiento del 0,1% en el PIB del tercer trimestre frente al 0,2% del anterior.

La próxima semana, el foco volverá a ser el avance de las negociaciones de la guerra comercial y su camino hacia la paz. Las declaraciones del presidente chino Xi Jinping mostrando su voluntad para que este conflicto se resuelva puede ser una pista  de que todo puede ir en buena dirección. “Queremos trabajar en un acuerdo sobre la base del respeto y la igualdad. Cuando sea necesario nos defenderemos, pero hemos estado trabajando activamente para tratar de que no haya una guerra comercial. Nosotros no iniciamos esta guerra y no es algo que queramos” señaló  Xi Jinping.

Sin embargo, el mercado ya quiere respuestas y no solo intenciones.

En España,  el objetivo del Ibex es superar los 9.300 puntos, nivel técnico en el que los analistas esperan que puedan volver a conseguir la tendencia alcista. Las incertidumbres externas e internas como la formación de Gobierno y el programa político frenan a los inversores a tomar posiciones en este mercado.

En este contexto, el mercado de renta fija vuelve a ser refugio para los inversores y el de divisas se mantiene estable con el euro entorno a los 1,10 frente al dólar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *