Recomendaciones de Inversión-diciembre 2020

Noviembre ha sido uno de los meses más positivos de la historia reciente de los mercados financieros. Tanto la renta variable como la renta fija han experimentado subidas significativas. A la cabeza destaca el Ibex 35 con una revalorización superior al 25% seguido del Euro Stoxx 50 y el Nikkei 225 con apreciaciones superiores al 15%, tanto el S&P 500 como el principal índice mundial también han tenido un mes positivo pero más controlado, al revalorizarse un 10%. El índice americano acumula una rentabilidad positiva en el año del 12%, por último, el índice que agrupa la evolución de los principales países emergentes se ha apreciado un 6% en el mes.

Como comentábamos, en la renta fija también ha sido un mes muy positivo, todos los activos obtienen rentabilidad positiva a excepción de los bonos ligados a la inflación, por su parte, todos los índices ofrecen rentabilidades positivas en el año a excepción de los bonos emergentes en divisa local.

El acontecimiento principal que ha marcado la evolución de los mercados ha sido el rápido avance en el desarrollo de una vacuna contra el COVID 19 por parte de distintas compañías (ya sea la de Pfizer como la de Moderna), parecen haber adelantado los plazos de manera considerable y ya se prevé la posibilidad de iniciar el proceso de vacunación para finales del mes de diciembre.

A nivel macro continua la tendencia de mejora en los datos de PMI (en mayor medida en el apartado manufacturero), ya que no hay que olvidar que en Europa, el avance de la segunda ola de COVID-19 llevó a varios países a tomar medidas más restrictivas y nuevos planes de confinamiento.

Desde que se inició la crisis sanitaria, los Bancos Centrales han estado inyectando capital ya sea a través de distintos planes de actuación, con el objetivo de proveer de liquidez a la economía real y tratar de generar inflación. Esta es una tendencia que no creemos que se vaya a detener en el 2021, por lo tanto, hasta que no veamos las primeras insinuaciones de retiradas de estímulos creemos que los mercados van a mantenerse fuertes debido a la falta de alternativas. A su vez, durante el mes de diciembre los diferenciales de crédito han seguido estrechándose y hemos visto una revisión al alza de beneficios tanto para este mes como para los del año que viene. Aun así, el exceso de euforia en el mercado con la llegada de las vacunas nos hace ser prudentes y por eso, tras la decisión tomada en el comité extraordinario de hace dos semanas, donde aumentamos ligeramente la exposición a renta variable europea y emergente y una vez llevado a las carteras a su neutralidad, hemos decidido no realizar ningún cambio adicional manteniendo el posicionamiento actual de nuestro mapa de activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *