Recomendaciones de inversión noviembre 2019

Octubre ha sido un mes positivo para los mercados de renta variable. El índice japonés Nikkei junto con el S&P 500 fueron los que más se apreciaron en el mes al acumular un alza del 5,38% y 2,04% respectivamente (datos en divisa local). En el año destaca la positiva evolución del MSCI World y en Europa del Euro Stoxx 50, que acumulan una revalorización del 21,5% y del 20,09% respectivamente. En los mercados de deuda, hemos tenido tendencias dispares entre los distintos activos. Por un lado, los spreads de deuda corporativa se han mantenido sin cambios relevantes, mientras que en los bonos de gobierno se han registrado ligeras caídas en los precios, sobre todo en Europa.

Dos acontecimientos han marcado principalmente la evolución de los mercados. Por una parte, tuvimos la reunión de octubre de la Reserva Federal de EE.UU. Como esperaba el mercado, la FED, por tercera vez en el año ha recortado los tipos de interés 25 puntos básicos, hasta dejarlos en el rango comprendido entre el 1,5%-1,75. En el comunicado, Jerome Powell suavizó la frase en la que decía que haría lo posible para sostener la expansión, lo que anticipa una pausa a la hora de seguir bajando los tipos.

Respecto al Brexit, conocimos a principios de mes que Boris Johnson había llegado a un principio de acuerdo con la Unión Europea para salir de Europa el 31 de octubre, sin embargo, dicho acuerdo no contó con el respaldo final del Parlamento Británico y el primer ministro se vio obligado a pedir una prórroga hasta el 31 de enero y a convocar elecciones anticipadas para el día 12 de diciembre.

 

Los indicadores adelantados que analizamos de forma periódica, han mostrado una leve mejora de forma generalizada, tanto en los datos manufactureros como de servicios. Además, los últimos datos de inflación publicados no dan señales de repunte en los tipos de interés, situación que puede favorecer al crédito. Por otro lado, la expectativa de crecimiento de beneficios se ha corregido al alza para algunos mercados como emergentes y EEUU, sin embargo ha empeorado en el caso de Japón, Reino Unido y España.

Aunque los riesgos geopolíticos de incertidumbre como la guerra comercial entre EEUU y el Brexit se han disipado ligeramente en el último mes, no descartamos nuevos episodios que puedan interferir la evolución de los mercados en la recta final del año.

Con un entorno económico actual de ciertas dudas sobre la estabilidad del crecimiento, y con unos mercados de renta variable con fuertes revalorizaciones en este ejercicio, durante este mes no realizamos cambios tácticos en términos de activos manteniendo una ligera infra-ponderación en los activos de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *