IPC, el objetivo de los Bancos Centrales

Con la última crisis, los bancos centrales se han visto obligados a inyectar una gran cantidad de liquidez, ya que ha pasado una década sin que las economías más desarrolladas hayan sido capaces de coger tracción suficiente como para mantener el crecimiento sin esas ayudas. Como consecuencia de esto el indicador que funcionaba como termómetro de la economía, el IPC, no ha repuntado por encima de los niveles medios que son objetivo para los bancos centrales (2%).

En lo que llevamos de siglo, el mundo ha experimentado cambios que han modificado de forma radical el consumo de las personas. Antes, la cesta de los productos básicos evolucionaba de forma pausada, lo que permitía hacer un seguimiento del consumo sin grandes variaciones en la formación del IPC.

Con la evolución de las empresas tecnológicas, la globalización, la celeridad de los transportes y el desarrollo del comercio electrónico, la formación del IPC cambia con más frecuencia, para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo. Algunos estudios de la Universidad de Standford muestran como más del 40% de las compras digitales eran de productos que el año pasado no existían.

Ante esta nueva situación de consumo, la pregunta que nos hacemos es si los Bancos Centrales tendrán que cambiar su objetivo de un 2% de IPC, o si tendrán que añadir nuevos objetivos como en el caso de la FED.

Departamento de Renta Variable de atl Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *