La inversión colectiva concentra el 15% del ahorro de las familias españolas

El ahorro financiero de las familias españolas marcó máximos a finales de junio según los datos publicados por el Banco de España. El saldo en activos financieros de los hogares españoles alcanzó en los seis primeros meses de años los 2,20 billones de euros. Durante la primera mitad del año, acumularon 48.132 millones de euros en activos financieros, un 2,2% más que en diciembre de 2017.

¿Cómo ahorran los españoles?

El último estudio realizo por la Asociación de Instituciones Inversión Colectiva (Inverco) con datos del primer semestre del año, las familias españolas concentra la mayor parte de ahorro en depósitos a plazo y cuentas corrientes que acumulan en total 815.985 millones de euros lo que supone el 37,1% de la distribución del ahorro (195.916 y 620.069 respectivamente)

Sin embargo, la inversión colectiva –fondos de inversión y Sicav) ganaron terreno en los seis primeros meses del años a pesar de la volatilidad que marcó el ritmo de los mercados en este periodo. Según los datos manejados por Inverco, las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) incrementaron su saldo un 4% hasta junio, acumulando 325.428 millones de euros. Esta cifra representa casi el 15% del ahorro total de las familias españolas. Estas cifras pueden variar en la próxima revisión ya que en septiembre fue un mal mes para los fondos por la salida de inversores tras la inestabilidad de los mercados en verano.

 

Los fondos de pensiones son la opción menos preferida para el ahorrar para los españoles. Concentran el 5% de ahorro total, lejos del 26,7% que representa la inversión directa en renta fija y variable e incluso en seguros que supone el 10,9%. En los seis primeros meses del año, estos productos destinados a la jubilación registraron un descenso en su saldo acumulado del 1,2%, que se sitúa en el 118.083 millones.

La situación patrimonial de los hogares (financiera más inmobiliaria) en términos de PIB aumentó ligeramente hasta el 551% del PIB en el segundo trimestre de 2018 con respecto a diciembre de 2017 debido al aumento incremento tanto de la riqueza financiera neta (1,1 billones de euros) como al aumento de la riqueza inmobiliaria, que se situó en el 432% del PIB, lejos del máximo obtenido en 2007 (584% del PIB).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *