Vender por miedo y comprar con euforia, casi siempre cuesta rentabilidad

Después de una década alcista en las Bolsas, la economía mundial se encuentra en un proceso de desaceleración sincronizada. La incertidumbre sobre cómo pueden evolucionar las economías  provoca entre los inversores el temor a que en un futuro próximo nos enfrentemos  a una recesión. La guerra comercial  entre Estados Unidos  y China o el Brexit son, entre otros, alguno de los temas que más preocupan a los analistas como causantes del posible giro económico. Sin embargo, está más que demostrado que la bola de cristal no existe; no sabemos si ocurrirá esa “anticipada” recesión o  cuándo ocurrirá.

Ante una situación de incertidumbre como la que se está produciendo actualmente,  es imprescindible que los inversores entiendan que en el corto plazo nos podemos enfrentar a episodios de volatilidad que nos empujen a entrar y salir del mercado por miedo a lo que pueda ocurrir con nuestras inversiones. Para poder gestionar esta situación, el inversor debe tolerar el riesgo asociado a su perfil  (conservador, moderado o agresivo)  definido en el momento de realizar su inversión y no tomar decisiones precipitadas basadas en las emociones que provocan circunstancias puntuales de tensión o euforia en los mercados.

Además, debemos comprender que, a menudo las caídas de los mercados nos ofrecen nuevas oportunidades de inversión de la que podemos beneficiarnos y  generalmente suelen coincidir con los momentos más  propicios para invertir.

Una de las estrategias más antiguas del mundo bursátil es comprar y mantener la inversión;  sin embargo, los inversores  no siempre la aplican y se dejan influenciar por sus emociones, las noticias y los resultados del corto plazo. Es muy común que éstos quieran anticiparse al mercado, intentando salir antes de que se produzcan las correcciones y comprar cuando la bolsa empieza a remontar. Sin embargo, lo habitual es que las ventas se produzcan después de la corrección y las compras cuando los mercados están en alza. Está más que demostrado que hacer “market timing” perjudica más que beneficia al inversor, especialmente a aquellos que intentan adelantarse a los movimientos del mercado.

Morningstar ha realizado un estudio llamado “Mind the gap” donde ha analizado la diferencia de rentabilidad obtenida por los fondos de inversión anualizada en los últimos diez años frente a lo que el cliente ha ganado, en realidad, con estos mismos fondos. Generalmente, la diferencia entre ambos juega a favor de los fondos de inversión por aquello de que no entran ni salen del mercado arrastrados por las emociones sino por estrategia de inversión.

 

Este diferencial es más significativo en algunas categorías de fondos que en otras. Generalmente, cuanto mayor es el riesgo del producto, más diferencial se produce. Destaca, particularmente, la diferencia en la renta variable europea. Los mixtos agresivos, fondos de renta fija emergente o bonos de alto rendimiento, son también algunas de las clases que más diferencia hay a favor de los fondos de inversión.

Por el lado contrario, alguna de las categorías de fondos donde el inversor ha obtenido una rentabilidad superior al de los propios fondos son los sectoriales como por ejemplo los de tecnología o salud. También los fondos de renta variable que invierten en empresas medianas o de gran capitalización, sin sesgo a ningún estilo de inversión. En concreto, en los fondos sectoriales de servicios de comunicaciones, los inversores han sido capaces de obtener una rentabilidad muy superior a la de los fondos de su categoría.

En definitiva, intentar adelantarnos a movimientos de mercado nos puede restar rentabilidad en nuestras inversiones. Debemos evitar salirnos en épocas de volatilidad y por el contrario, aguantar los movimientos del mercado, que a largo plazo, según demuestra el estudio de Morningstar, nos aportará mayores beneficios.

Beatriz Hernández, Analista de Fondos de atl Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *